Quiénes somos

El Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT), fue creado por un grupo de trabajador@s de todos los sectores del transporte en el ámbito de la Comunidad Histórica de Cantabria en el año 1996.

SCAT nace en la necesidad de crear una organización sindical, donde los trabajador@s del sector del transporte DECIDAN por sí mism@s sus propias cuestiones, dada la burocratización y alejamiento de la realidad social de los grandes sindicatos.

Nace en la necesidad de que la toma de decisiones no la tienen que adoptar sesudos dirigentes sindicales, a menudo alejados de la realidad y metidos en otro mundo, lejos de las situaciones reales en los centro de trabajo, empresas, sector o ámbito territorial.

Las decisiones de los trabajador@s del sector en Cantabria, las debemos de DECIDIR los trabajador@s de aquí. Ni los dirigentes sindicales de Cantabria, ni todavía menos los dirigentes de fuera de este verde y milenario país. 

Las decisiones de los trabajador@s del sector en Cantabria, las debemos de DECIDIR los trabajador@s de aquí. Ni los dirigentes sindicales de Cantabria, ni todavía menos los dirigentes de fuera de este verde y milenario país.  


Cómo nos definimos


De CLASE, porque se sienta frente a la Patronal, no junta a ella. La negociación es un excelente instrumento en lucha que tenemos los trabajador@s para obtener mejores condiciones económicas, laborales y sociales, que no debemos ni podemos abandonar.

El sindicato busca eficacia y buenos resultados en la asociación y organización de los trabajador@s. Unas veces será con la negociación y otras con la presión bien organizada.

Los verdaderos avances para los trabajador@s, no salen de un día, ni de la firma de un convenio. Salen del día a día, de la constancia, de la organización permanente, del SINDICATO. Negociar no es un pacto humillante, sino establecer cauces ventajosos que nos permiten a los trabajador@s seguir avanzando.

PRAGMÁTICO, las líneas de actuación de la organización sindical están inspiradas en la adaptación a las necesidades en cada situación y época, y en consonancia con la tradición histórica y cultural de Cantabria.

DEMOCRÁTICO, HUMANISTA y RADICAL en la esencia de las propuestas, que serán fundamentadas en el valor moral; en la dignidad de la persona; en la primacía del bien común, en el sentido de pensar y defender la idea del bien de todos los individuos, sin quitar el sentido de sociedad, ni de unicidad; en el destino Universal de los bienes, en la Solidaridad, y en el respeto a la propiedad privada; de establecer un orden jurídico en el cual, los bienes de la tierra y los medios de producción estén al servicio del bien común, como elemento y factor de equidad y justicia social; en desarrollar una visión económica y social inspirada por valores morales; en el respeto y la promoción efectiva del primado de la persona y de la familia; en la     articulación pluralista de la sociedad y la representación de sus fuerzas vitales; la salvaguardia de los derechos de las personas y de las minorías; la des-centralización política, burocrática y administrativa; el equilibrio entre la esfera pública y privada, con el consecuente reconocimiento de la función social del sector privado; en una adecuada responsabilidad del ciudadano para ser parte activa de la realidad política y social de nuestro milenario país, del Estado Español y de la Unión Europea; en el principio de la Solidaridad como pilar de todo ordenamiento Social y Democrático.

Consideramos que el orden social y su progreso que debe subordinarse al bien y progreso de las personas, con base en la verdad, en la justicia y en el bien común. Al respeto a las decisiones colectivas nacidas desde la libre voluntad, del pensamiento y la acción personal al objeto de alcanzar un “estado del bienestar” y la “justicia social” complementados en los valores históricos y tradicionales de la milenario País de los Cántabros.    

ASAMBLEARIO, porque consideramos que los problemas que nos afectan a los trabajador@s, debemos decidirlos los propios trabajador@s. No los sindicalistas o liberados a sueldo desde sus despachos o en despachos de la Patronal y a espaldas de los trabajadores.  

INDEPENDIENTE, porque solo dependemos de nuestras propias decisiones. De nuestras propias Cuotas Sindicales en lo económico y de nuestras ideas en el terreno Sindical y Social.

CANTABRISTA, por que defendemos la identidad de un pueblo milenario, que definimos dentro del actual marco de la Constitución Española como nacionalidad histórica, que aspira a un modelo FEDERAL en el ámbito del Estado Español, con autonomía política plena.

No queremos que desde otros lugares y/o despachos, se elaboren normas (legales o pactadas) que imposibiliten que l@s trabajador@s de aquí podamos decidir sobre nuestros propios problemas y soluciones, en nuestro ámbito territorial. Porque, como trabajador@s Cántabros, es mejor que las instituciones que nos representan, tengan las mayores competencias para decidir en políticas activas de industria, empleo, servicios, sanidad, etc... Que no, que otros decidan por nosotr@s.

Cuanto más lejos estén los centros de poder, menor capacidad de respuesta tendremos los trabajador@s.



Nuestros Objetivos

REUNIR en su seno a los trabajadores asalariados del sector del transporte en todos sus modos, para la representación y defensa de sus intereses, respetando los principios democráticos por medio de la asociación, sin distinción de sexo, raza o lugar de nacimiento, opiniones políticas o religiosas.to es un párrafo. Puedes cambiarlo y poner tu propio texto, editar el formato y añadir enlaces o imágenes.

FOMENTAR los valores históricos y tradicionales del pueblo Cántabro a través de la acción sindical, organizativa y cultural.

PRACTICAR la solidaridad entre sus afiliad@s con arreglo a las normas establecidas.

MANTENER relaciones con otras organizaciones sindicales en especial con las que persiguen el mismo fin y practicar con ellas la solidaridad.

INTERVENIR en todos los problemas que afecten a los trabajadores, defendiendo las libertades individuales y colectivas, y actuando sobre los poderes públicos para que sean respetadas, formando como base la solidaridad y la conexión de la acción sindical y organizativa en el seno de SCAT. 

DESARROLLAR una incesante tarea para organizar a los trabajadores asalariados del sector de transportes, a los efectos de reivindicación cotidiana por el acrecentamiento del bienestar social, económico, intelectual y moral.

EXIGIR Y DEFENDER de los poderes públicos que favorezcan los intereses de los trabajadores en general, y en particular los del sector del transporte; asimismo reclamar la personalidad histórica, la conciencia de pueblo milenario y las peculiaridades de toda índole de Cantabria y la necesaria autonomía política para pleno auto-gobierno, dentro del Estado Español y de la Unión Europea..


Nos regimos por unos Principios Básicos


De acuerdo con los deberes y derechos de los afiliados y afiliadas, contenidos en Nuestros Estatutos nos distinguimos por ser fieles a los siguientes Principios Básicos:

1.  El sindicato somos tod@s. No es algo que funcione por sí mismo. Todos lo construimos y mantenemos, a todos corresponde conseguir que el sindicato cumpla con sus objetivos: practicar la solidaridad y lograr la unidad de todos los trabajadores y trabajadoras.

2. nos debemos a nuestros compañer@s. Individualmente somos libres de decidir lo nos que mejor convenga a nuestras vidas. De la meditación e inteligencia individual y de su debate colectivo se adoptan las decisiones que el sindicato llevará a cabo. Tod@s, de manera democrática debemos respetar  disciplinadamente lo acordado, y actuar para que se den debido cumplimiento.

3.  Conseguir unidad de criterio y de acción, debatiremos y decidiremos en Conseguir unidad de criterio y de acción nuestros órganos de decisión y en asamblea todo aquello que nos atañe.

Ser asambleario supone exponer situaciones; hacer propuestas de las situaciones, reflexionar y debatir sobre éstas; decidir cuál es la mejor opción; respetar el resultado mayoritario y actuar para lograr los objetivos que se hayan decidido.

4. No decidiremos nada a espaldas o sin contar con las personas afectadas por los  problemas. Este principio está por encima de nuestro carácter asambleario, de tal  forma que desautorizaremos a aquell@s que lo incumplan. No obstante, procuraremos que sean las personas afectadas quienes decidan lo que hay que hacer y quienes lo lleven a la práctica.  

5. Tod@s los afiliados, pero, sobre todo, nuestros delegad@s, representantes  legales y sindicales, y quienes trabajan para el sindicato, son su imagen más visible,  cae sobre ellos y ellas la responsabilidad para que los trabajadores y trabajadoras conozcan lo que queremos ser y lo que realmente somos.

6. Quienes acuden a nuestro sindicato pidiendo apoyo o ayuda es porque tienen un problema. Es el sindicato, en su conjunto, quien deberá dar respuesta, y ello requiere trabajo y dedicación. Por eso, de quienes trabajan (asalariados) para el  sindicato y son compensados por ello, y quienes aceptan voluntariamente ser representantes de sus compañeros y compañeras deberán mostrarse con especial sensibilidad y empatía en el trato con quienes se ven afectados por los problemas, y exigimos que den un plus de dedicación al conjunto del sindicato.

7. El tesón y la perseverancia son cualidades personales. Como sindicato, somos reivindicativos y combativos, lo que se traduce en que no damos ninguna lucha  perdida de antemano y trabajamos hasta el final de nuestras posibilidades.

8. En nuestra relación con los empresarios e instituciones siempre debemos dejar claro de qué lado estamos y cuál es nuestra función y especio social en dicha relación. Sin necesidad de mostrarnos huraños e intratables, rechazamos cualquier  tipo de compadreo, distinguiendo lo que es tratar los problemas de lo que es la relación estrictamente personal.